Rebre les novetats per mail

dijous, 4 d’agost de 2011

Los indignados ejercen de improvisados socorristas

Los indignados volvieron a subir ayer hasta el Hospital de la Esperanza en el barrio barcelonés de Gracia para para evitar que el servicio de urgencias cierre a las ocho de la noche, como ha previsto el Govern cada día de agosto. Algunos activistas se encerraron en la sala de espera con la intención de pasar la noche, pero poco después tuvieron que ejercer de improvisados socorristas cuando una joven que acudía al centro para ser atendida vio negado el acceso y acabó perdiendo el conocimiento a las puertas del hospital. 
En medio de la protesta aparecieron tres vecinos en taxi y con una urgencia de verdad. Una joven, de nacionalidad estadounidense, se encontraba mal. En la Esperanza le negaron la entrada y le dijeron que se trasladase hasta el hospital de Sant Pau. Poco después se desmayó, según explicó a Público su hermana. 
La comisión de salud de los indignados, entre los que había enfermeros, asistieron a la mujer y la reanimaron tras practicarle el boca a boca. 
Tras esos momentos de tensión, la dirección accedió a abrir el hospital y atender a la chica. Más tarde llegó una ambulancia y la trasladó hasta otro hospital que no estaba afectado por el polémico horario de verano. 

El centro de las protestas

El Hospital de la Esperanza se ha convertido esta semana en el centro de las protestas de los indignados.Ayer fue el tercer día consecutivo en el que las protestas lograron retrasar el horario de cierre. Para hacerlo, unas 150 personas se concentraron en la puerta y cuando faltaban pocos minutos para cerrar, entraron y pidieron una visita. De esta manera colapsaron los servicios y obligaron a retrasar el horario de cierre. Tras esta acción, los indignados celebraron una asamblea y a menos 40 personas decidieron encerrarse y pasar la noche dentro del hospital. Fue entonces cuando llegó la paciente.
La medida es una protesta contra la política de recortes del Govern de la Generalitat, que obliga a 85 ambulatorios y centros de atención primaria de toda Catalunya a cerrar las urgencias en agosto a partir de las 20:00 horas y deriva todos los servicios al resto de hospitales. En el caso de la Esperanza, los vecinos de Gracia que tengan una urgencia durante la noche se tienen que trasladar a hospital de la Sant Paul o de la Vall d´Hebrón.   
Anoche, una mujer norteamericana acudió para chequearse y al salir a la calle se desplomó en la puerta. Fue atendida por personal de la comisión de salud del movimiento 15M al estar el hospital cerrado./ EDU BAYER

Anoche, una mujer norteamericana acudió para chequearse y al salir a la calle se desplomó en la puerta. Fue atendida por personal de la comisión de salud del movimiento 15M al estar el hospital cerrado./ EDU BAYER

 

[ Font:  http://www.publico.es/espana/390046/los-indignados-ejercen-de-improvisados-socorristas ]


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada